lunes, 17 de enero de 2011

EDUCACION GRIEGA

Con Grecia empieza una nueva era en la historia de la humanidad, la era de nuestra cultura occidental. De ella se derivan, en gran parte, nuestra educación y nuestra pedagogía.
En la historia de la educación griega se pueden distinguir cuatro periodos esenciales.
La educación Heroica y caballeresca.
El ideal de educación de esta época esta, como siempre, en relación con los ideales o aspiraciones de la sociedad, y siendo una época de carácter heroico y guerrero, la educación habría de tener ese mismo carácter.
Esta educación heroica o caballeresca estaba basada esencialmente en el en el concepto del honor y del valor, en el espíritu de la lucha y del sacrificio, así como en el de la capacidad y la excelencia personales. Otro rasgo esencial de esta educación es el espíritu de competición. La aspiración a sobresalir entre los demás, a figurar entre los primeros, en ser superior, en una especie de competición deportiva.
La educación del joven guerrero constaba de dos partes esenciales. En primer lugar, se ejercitaban en el manejo de las armas del arco y la flecha y practicaban diversos juegos y deportes caballerescos; es decir se le daba una educación física completa. Pero también se les enseñaba al mismo tiempo las artes musicales (canto, lira, danza) y la oratoria. La educación no se daba en esta época en escuelas o instituciones especiales, sino que se recibía en los palacios o castillos de los nobles a donde enviaban a los jóvenes en calidad de escuderos.
La educación espartana.
Pasada la época heroica, guerrean los Estados-Ciudades griegos y logran un gran desarrollo a costa de las organizaciones feudales de esa época. Surge entonces una organización política nueva en la que de una u otra forma intervienen todos los ciudadanos libres y con ella un nuevo tipo de vida de cultura y educación.
La educación espartana ha quedado como modelos de severidad y dureza. En este sentido ha sido admirada por muchos pensadores, como Platón, Licurgo y Tirteo.
Pero al mismo tiempo que militar, la educación espartana era también deportiva y musical. Sabido es que en los juegos olímpicos, Esparta alcanzó el mayor número de victorias, debido al entrenamiento especial de sus atletas.
El niño pasa por una serie de organizaciones juveniles, que recuerdan las de los países totalitarios modernos. Todo estaba subordinado a la institución militar. Y a ella se dirigían todas las pruebas y los ejercicios. No existían escuelas propiamente dichas, sino más bien campamentos para la educación de los muchachos. Toda su educación se dirigía a que fuesen bien mandados, sufridos en el trabajo y vencedores en la guerra.
La Educación Ateniense.
Atenas pasó por las mismas fases de desarrollo que Esparta, pero mientras ésta quedó detenida en la fase guerrera y autoritaria, Atenas llegó a un estado superior, el de la vida política democrática.
La polis, la ciudad, la ciudad, es el centro de esta cultura, se convierte en el educador de la juventud; es el lugar de la educación cívica y espiritual. Allí adquiere aquella la conciencia cívica, el espíritu democrático, la libertad política propia de la vida ateniense.
En la primera parte de su cultura, en los siglos VII a VI a. de C., en la época de la llamada educación antigua, Atenas no tiene una organización educativa propia; pero posee una institución que estimula las actividades educativas. La educación era más un asunto social que estatal, y se recibía en diversas formas. En primer lugar, como en todas partes, en la familia, aunque esta no tuviera tanta importancia como en la fase anterior.
En el siglo V la sociedad y la cultura ateniense sufren un cambio aun más radical que el anterior que da origen a la llamada “educación nueva”. Pero los cambios más profundos se experimentaron en la educación de la juventud. La mayor complejidad de la vida política y social hizo necesaria una mayor preparación para ésta, sobre todo para la intervención en las asambleas. Así surgió un tipo de profesores, los sofistas, que mediante retribuciones elevadas se encargaban de preparar a la juventud para la oratoria.
La educación Helenística.
La última fase de la educación helénica comienza con la formación de Imperio de Alejandro en el siglo IV a. de C. y con la debilitación de los Estados-Ciudades griegos.
En este periodo la educación deja de ser asunto de la iniciativa privada y se convierte en educación pública, aunque no del Estado, sino de los municipios, de las ciudades. Existe también la enseñanza privada dada en escuelas particulares sostenidas con las retribuciones de los alumnos. L a educación escolar sigue siendo más o menos la misma que en las épocas anteriores, solo que con mayor acentuación del aspecto intelectual y con una minoración del físico y estético.
Finalmente, viene la enseñanza superior, la dada a los efebos, que ya no tiene solo carácter premilitar sino más bien de cultura general y científica, dándose en los colegios y academias, en la llamada Universidad de Atenas y en el famoso Museo de Alejandría, aunque éste tenía más carácter científico que pedagógico.
Lo importante de esta época es que deja establecido con su enciclopedia el programa de estudios que va a seguir después el mundo occidental, durante muchos siglos, con el trivium y el quadrivium.
Hablando de la cultura helenística a la que llama “religión de la cultura”, dice H. I. Morrou: “La civilización helenística asigna tanto precio a los valores culturales que no puede concebir la felicidad suprema de otro modo que bajo la forma de la vida del letrado o del artista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada